Tanorexia: La obsesión con estar bronceado

Es bien conocido que existen todo tipo de trastornos relacionados con el comportamiento, como la anorexia o la bulimia. Sin embargo, en el último siglo los que han cobrado más valor mediático son los que se relacionan con los trastornos alimenticios dejando de lado otras conductas igualmente compulsivas.

Una de estas conductas es la tanorexia o la obsesión patológica con estar bronceado. Aunque varios estudiosos apuntan que existen alteraciones genéticas que hacen que estas personas sientan un nivel de satisfacción exagerado al exponerse al sol, los psicólogos creen que se trata de algo principalmente social.

En épocas pasadas cuando los trabajos de agricultura eran los realizados por las personas de bajos estratos sociales, la poca exposición al sol y la piel pálida eran sinónimos de belleza. Ahora, cuando los trabajos explotadores se asocian a largas jornadas laborales dentro de edificios, el bronceado es un rasgo de estatus ya que significa que tienes tiempo de realizar excursiones, natación o viajes a la playa.

¿Cómo saber si sufres de tanorexia?

Algunos de los síntomas asociados a la adicción al bronceado son:

  1. Estado de alerta continua relacionado con el grado de bronceado que se conserva.
  2. Ansiedad relacionada con la manera de percibir el propio grado de bronceado.
  3. Comparación constante entre el propio grado de bronceado y el de otras personas, sean como sean estas últimas.
  4. La persona tiende a percibir su piel como si fuera mucho más clara de lo que es.
Compartía con:
Etiquetas
Valora este Artículo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...