¿Por qué tú voz se oye diferente en las grabaciones?

Generalmente adoramos nuestra voz hasta el fatídico momento en el que escuchamos nuestras grabaciones. Ese día todo el universo cambia: tenemos la voz horrible y no son pocas las personas que jamás vuelven a querer escuchar una de sus notas de voz pero ¿alguna vez te has preguntado por qué sucede esto?

La voz, como toda onda, depende del medio en el que es transportada para cobrar forma y ser interpretada por nuestros oídos. Son muchos los medios que deben atravesar las ondas sonoras desde nuestras cuerdas hasta el interlocutor. Además del aire también son modificadas por el contacto con los huesos del cráneo.

¿A qué viene todo esto?

Los huesos del cráneo modifican la forma en la que nosotros mismos escuchamos nuestra propia voz pero ese impacto no es tan significativo para las demás personas. Como ese el aire y no los huesos el medio por el cual ellos perciben nuestra voz hasta ellos llega un sonido más fuerte y seco mientras que el que nosotros percibimos es suave y amortiguado por las vibraciones del cráneo.

El tamaño de los huesos de la cabeza también determina algunas características de la voz como el timbre. Las cabezas pequeñas suelen tener un timbre más agudo y angular que las grandes que suelen acompañarse de tonos bajos y redondos. De la misma forma que tú escuchas tus grabaciones los demás perciben tu voz.

Compartía con:
Valora este Artículo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...