Matrimonio, ¿deseo o pauta social?

 El matrimonio se define como la unión de dos personas mediante determinados ritos o formalidades legales, y a partir de la cual se les reconoce a estos dos miembros como familia.

En occidente muchas chicas cuando estamos pasando por el camino de los 20 o 30 años de edad (dependiendo de nuestra región, clase social, sistema de creencias y valores), empezamos a hacernos la pregunta de: ¿Me casaré?, ¿debo casarme?, o si ya estamos con la que creemos nuestra media naranja, ¿nos casaremos algún día?.

matrimonio7

Y la idea puede volverse incluso para muchas una fijación, esto no es extraño pues la sociedad nos inculca que este es el deber ser de toda mujer ¿Pero es realmente así?

El matrimonio debe ser un deseo que envuelva muchos otros deseos en sí mismo, como el deseo de consagrar un lazo afectivo, formalizar ante la sociedad un compromiso, construir una nueva familia, iniciar una etapa nueva en la relación y así un sin fin más de deseos.

matrimonio3

Si bien, es obvio que el matrimonio trae consigo muchos retos, cualquier compromiso los tiene, y es la convivencia realmente la que trae consigo los retos cotidianos que ponen a prueba a una pareja. Es por ello que si quieres casarte, si es tu deseo, y crees que es el momento adecuado, debes tener en claro que esta nueva etapa no será fácil, que tendrán desafíos y obstáculos que superar juntos.

Una vez que quieras tomar la decisión de casarte te sugerimos que hagas una lista de los motivos por los que una unión como el matrimonio es importante para ti, y cuales son las ventajas que consigues en ella al lado de otras formas de compartir la vida en pareja.

Y cuando tengas una, no necesariamente larga pero sí valiosa lista de sinceros motivos  por los que quieres contraer nupcias con tu amado, es hora de pedirle a él que haga la suya. Recuerda que esta decisión no debe ser importante solo para ti. También debe serlo para él, ¡asegúrate de que esté convencido de querer asumir el matrimonio!

matrimonio5

Recuerda que indiferentemente de tus creencias religiosas, o los valores familiares con los que hayas crecido, el matrimonio es una decisión primeramente personal, cuya idea debe generarte expectativas felices a ti y no a quienes te rodean, y para el cual es aconsejable haber alcanzado cierta madurez y realización personal, por ejemplo, en el área financiera. Pero lo más importante es que sientas el deseo de unirte de una forma tan significativa a tu pareja.

¿Y tú, qué piensas del matrimonio?

 

 

 

Compartía con:
Valora este Artículo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...