La forma de tu rostro determina tu personalidad

La fisionomía es una pseudociencia que se encarga de relacionar los rasgos faciales con ciertas características de la personalidad. Se dice entonces que una frente amplia denota capacidad para despejar ideas, aclarar incógnitas y en general tener rapidez de pensamiento.

Si seguimos bajando por el rostro nos encontramos con las cejas que se relacionan mucho con el estado de ánimo basal que manifiesta una persona, unas cejas altas y pequeñas denotan curiosidad mientras que esas cejas caídas que dan apariencia de tristeza suelen asociarse a personalidades más bien ansiosas. 

Al observar la nariz podemos obtener decenas de atributos, una nariz recta se relaciona con tenacidad, una nariz pequeña la tienen las personas con tendencias frívolas, las narices grandes se asocian a gente que calmada y reflexiva, mientras que las narices curvas y alargadas pertenecen a  los creativos e idealistas.

Los ojos son la ventana del alma porque dicen exactamente lo que estás pensando. Unos ojos hundidos se relacionan con grandes proyectos y capacidad intelectual, mientras que los ojos evasivos, pequeños y oscuros los tienen las personas buenas para los negocios por su falta de escrúpulos.

Todas estas teorías se acercan en cierta medida a la realidad pero es necesario conocer verdaderamente a alguien para saber su estilo de personalidad e ideas.

Compartía con:
Valora este Artículo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...