¿Crees que besas bien?

Los expertos apuntan que besar más que un arte es una ciencia que se aprende. Así que, como todo, debes practicar y tomar consejo para volverte verdaderamente hábil.

1. Si tu pareja no puede contener los ruidos de placer

Por lo general durante los besos todas las personas tienden a contener sus gemidos, pero si a pesar de esto se logra escapar uno que otro es un indicativo de que eres verdaderamente bueno en lo que estás haciendo.

2. Multi-tasking

Un error común de los principiantes es olvidar que las caricias suaves juegan un rol protagónico en un buen beso. Si eres un veterano no pasas por alto estimular suavemente otras áreas del cuerpo.

3. Controlas la agresividad

Pocas cosas son tan desagradables como una lucha de babas y succiones. Si el rostro de tu pareja queda limpio y sin marcas luego de proporcionarle uno de tus besos franceses, tu desempeño es al menos aceptable.

4. La otra persona busca tus labios

Solo queremos repetir lo que nos gusta. Si esa persona especial busca el contacto con tu boca, así las cosas estén muy encendidas y la concentración esté en otras partes del cuerpo, quiere decir que besas divino.

5. Todo lo demás se apaga

Si te olvidas del mundo a tu alrededor y solo existe esa persona que tienes en frente, eres excelente besando. No subestimes el juego de energías, todos nos damos cuenta cuando alguien da un beso pendiente de quién está mirando o pensando en el próximo capítulo de Games of Thrones.

6. Te lo han dicho

Ya sea por mensaje de texto, una frase casual o con insistencia, la señal inequívoca de que besas bien es si te lo han dicho. Si practicas con una sola persona y eres lo suficientemente detallista para aprender a identificar sus gustos, sin duda te volverás un máster kisser.

 

 

 

 

Compartía con:
Etiquetas
Valora este Artículo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...